Historia


Los orígenes de la Real Hermandad de Jesús Nazareno se pierden en la memoria; las primeras Ordenanzas de la Hermandad de Jesús Nazareno datan del año 1.795 aprobadas por el Rey y Supremo Consejo de Castilla el  29 de mayo y ratificadas por el Rey Carlos IV.

 

En esta época la Imagen de la Santa Mujer Verónica se encontraba en el  Convento de los Padres Trinitarios Descalzos y la Hermandad  tenía como fin “por la mayor honra de Dios” rendirle  debidos cultos, especialmente con la asistencia de sus hermanos a la procesión del Viernes Santo.Los Hermanos debían ser Varones, menores de 50 años o cristianos Viejos.


Será en el año 1863 con la unión de las imágenes de Ntro. Padre Jesús Nazareno y la Mujer Verónica cuando la Hermanadad adquiera el título de Real Hermandad de Socorro, trasladando ambas imágenes a la Iglesia de Santiago Apóstol como consecuencia de la marcha d elos monjes trinitarios de la ciudad.


En estos años su único objetivo es “facilitar auxilios espirituales y temporales en la necesidad y enfermedad de sus cofrades” y sus  segundas Ordenanzas sancionadas por la Reina Isabel II en el año 1863 así lo confirman. Teniendo la obligación todos sus hermanos de ayudarse entre sí en las situaciones de necesidad de forma que lo primero que tenía que hacer un cofrade al incorporase a la Real Hermandad era contribuir con lo que se denominaba una” limosna de entrada” de setenta reales. Se realizaban visitas a los enfermos, se socorría a las viudas de los hermanos que seguían siendo hombres en su totalidad, e incluso se asistía a los hermanos que por una causa u otra cayeran presos.  Y por supuesto la obligación de todos sus miembros de acudir a la procesión del Viernes Santo llevando velas encendidas y guardando un estricto orden de antigüedad. De tal importancia era la asistencia a la procesión que las normas de la época recogen que aquel hermano que se ausentara sin justificación debería afrontar el pago de ocho reales.


Con el paso de los años, pasando mediados de siglo XX la Real Hermandad ha ido adaptándose a los cambios de nuestra sociedad, incorporando a la mujer como miembro en pleno derecho. Desde mediados del siglo XX los hermanos deciden llevar a cabo diferentes mejoras en los pasos de las imágenes, así como las vestiduras de las dos imágenes. Será en estos años, hasta finales de los 60 cuando la Hermandad adquiera el actual paso tallado en Madera y Dorado con láminas de pan de Oro, además de comprar una nueva cruz para la Imagen del Nazareno y aceptar la Donación de las Andas de la Mujer Verónica en 1953. Así como luz eléctrica en los pasos.


Estatutos:

 

 

La Hermandad de Jesús Nazareno desde su fundación  ha sido regida por cuatro Ordenanzas o Estatutos. El primero en el año 1795, segundo en 1863,Tercero en el año 2004, y por ultimo el actual aprobado en 2017 adaptado según las nuevas normas canónicas del Arzobispado de Toledo.

Pasos:

 

Los pasos van portados a un hombro por fuera como lo llevan haciendo desde hace siglos las cuadrillas de cargadores con las que ha contado la corporación.

 

El paso de Jesús Nazareno está tallado sobre madera y dorado con pan de oro por el artesano local Alberto Paniagua, quien  restauró el paso durante el año 2011. La iluminación corre a cargo de cuatro faroles de orfebrería de metal sobredorado con tres velas cada uno.

 

La Santa Mujer Verónica realiza Estación de Penitencia sobre paso con respiraderos de orfebrería en plata, donde destacan cuatro cartelas con imágenes doradas del Vía Crucis. Asimismo, la iluminación se realiza mediante cuatro candelabros con tres tulipas realizados en Orfebrería Orovio de Ciudad Real, todo ello estreno del año 2011. Este segundo paso de la corporación tiene la particularidad de ser llamado por medio de una campana, en vez del tradicional martillo o llamador cofrade.

 

 

El paso de María Santísima de la Esperanza cuenta con respiraderos de plata repujada en la Orfebrería Orovio de la Torre de Torralba de Calatrava. La peana, candelería y faroles de cola completan este último paso de la corporación.

Iconografía:

 

La imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno representa al Señor con la Cruz a cuestas en el camino del Calvario. De talla completa estofada y dorada, la efigie presenta una ligera inclinación sinónimo de los momentos previos de las caídas de Jesús con su cruz.

 

La Santa Mujer Verónica, con su pañuelo en mano, representa a la mujer piadosa que sin pedir nada a cambio limpió el rostro de Jesús en su camino pasionista.

 

 

Nuestra Señora de la Esperanza es una talla de vestir realizada en el año 2006 y cuya expresión transmite al espectador y al fiel devoto sosiego y paz.

Autor de las imágenes:

 

Ntro. Padre Jesús Nazareno y la Mujer Verónica son de autor anónimo, fechadas por los historiadores y encargados de sus restauraciones entre los siglos XVII y XVIII.

 

 

La imagen de Ntra. Sñra. de la Esperanza es del gaditano Jesús Benítez.

Exorno de las imágenes:

 

Túnica bordada con hilo de oro por las Madres Carmelitas para Jesús Nazareno sobre terciopelo morado y cíngulo dorado con dos borlas de bellotas doradas. La imagen luce conjunto de potencias de plata.

 

La Mujer Verónica procesionará por vez primera en el año 2011 con un nuevo terno de terciopelo azul pavo y verde. El conjunto está formado por una saya tableada y un mantolín bordado en oro por el bordador talaverano Jesús Paniagua.

 

 

La  Virgen de la Esperanza Nazarena sale a las calles de Talavera con un rico manto finalizado en 2010 por Jesús Benítez con la técnica que emplea en todas sus piezas realizadas para Talavera, conocida como ‘aplicación’. La saya de salida es conjunto del mencionado manto de terciopelo morado. La vestimenta se completa con corona y puñal de Orovio de la Torre.

Momentos destacados:

 

La salida del templo debido a la emoción del trabajo realizado por los cargadores para atravesar el dintel de la puerta de reducidas dimensiones.

 

Asimismo, es de especial interés la subida de la Stma. Virgen por la cuesta de la calle Pescaderías, donde el público espera impaciente la ‘carrera’ de sus cargadores momentos antes de romper en una ovación dedicada a la Señora de la Esperanza.

 

 

De recogida, la plaza del Reloj es el escenario del encuentro entre la Mujer Verónica y Jesús Nazareno, un momento arraigado a la corporación desde hace lustros y que congrega en la céntrica plaza a numeroso público.

Curiosidades:

 

Entre las anécdotas y curiosidades de la Real Hermandad cabe destacar la primera salida en el año 2007 de Ntra. Sñra. de la Esperanza, procesionando por las calles de su ciudad hasta la Basílica de Ntra. Sñra. del Prado, patrona de Talavera, momentos que siempre quedarán en el recuerdo de todos los hermanos de la corporación.

Asimismo, cabe destacar del cortejo procesional la corona de plata sobre cojín de terciopelo negro que precede al paso de la Mujer Verónica y que siempre porta una pequeña de la hermandad.

 

La cuadrilla de cargadoras y cargadores encargada de sacar a la calle los tres pasos nazarenos está formada en un 50% por mujeres.

Por último, destacar que la Real Hermandad de Jesús Nazareno se encuentra desde el siglo XVI hermanada como Hermandad Filial a la Primitiva Hermandad de Nazarenos de Sevilla de  Nuestro Padre Jesús Nazareno conocida como ‘El Silencio’, que realiza Estación de Penitencia a la SIC Catedral hispalense en la Madrugá.

 

Pero no sólo se mantiene estrechos lazos cofrades con esta corporación de la madrugá sevillana, sino que desde el pasado año 2010, la Real Hermandad está unida en confraternidad con la Pontificia, Real e Ilustre Archicofradía del Santísimo Cristo de las Tres Caídas y Nuestra Señora de la Esperanza de Triana.

 

 

Un acto de confraternización que se celebró en Talavera con la bendición de un retablo cerámico en la calle Mesones con la imagen de la venerada virgen de la Esperanza de Triana, y que se selló con la visita de la hermandad talaverana al Corpus Chico de Triana, procesionando con el estandarte de la Real Hermandad por las calles de este emblemático barrio sevillano.